Mamita adorada-208

no hay obsequio que sea lo suficientemente grande para ti. Te mereces toda la felicidad del mundo porque eres una gran mujer. Siento que jamás podré retribuirte por todo lo que me has dado. Has hecho grandes sacrificios y toda la vida estaré agradecido contigo. ¡Que Dios te bendiga mucho, que pases un feliz cumpleaños!

Deja un comentario