buscame ahí que sabes que estoy-462

y aunque vengan tiempos en el que la distancia se apodere de nosotros, aunque notes que en tu hombro no está mi mano, aunque creas que de tí ya me he olvidado sabes de sobra que has buscado en mil lugares para encontrarme menos en el que siempre he estado: tu corazón.

This entry was posted in Amor by admin. Bookmark the permalink.

Deja un comentario